domingo, 5 de junio de 2016

Recuerdo de juventud de William Butler Yeats

Los momentos pasaban como en el teatro;
tenía la sabiduría que el amor hace nacer;
tenía mi cuota de sentido común,
y a pesar de todo cuanto podría afirmar, 
y aunque tenía por eso el elogio de ella,
una nube venida desde el norte despiadado
ocultó de repente la luna del amor.
Creyendo cada palabra que decía,
yo alabé su espíritu y su cuerpo
hasta que el orgullo hizo brillar sus ojos
y sonrojó sus mejillas el placer
y volvió ligeros sus pasos la vanidad;
nosotros, sin embargo, a pesar de los elogios,
en lo alto veíamos tan solo oscuridad.
Nos sentamos silenciosos como piedras,
sabíamos, aunque ella no hubiera dicho una palabra,
que aún el mejor amor debe morir,
y se habría destruído en forma cruel
de no ser porque el amor,
ante el grito de un grotesco pajarillo,
arrancó de las nubes su luna maravillosa.


William Butler Yeats nació en Dublin en 1865 y murió en Francia en 1939, fue poeta y dramaturgo, creador del estilo celta crepuscular. Fue el máximo representante del renacimiento de la literatura irlandesa moderna. Su gran inspiración fue la también irlandesa Maud Gonne. Premio nobel de literatura en el año 1923

Este poema fue traducido por Gerardo Gambolini.


0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Blogger news